proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

 

Protección del hormigón frente a sulfatos, agua de mar, erosión. Control de fisuras y corrosión de armaduras.


Disposición de protecciones superficiales en casos de ambientes muy agresivos

Tales como revestimientos superficiales específicos (resinas, barnices, etc.) y también a veces inhbidores de la corrosión y protectores de las armaduras (p.e. galvanizado). En estos acsos es esencial asegurar el correcto mantenimiento de las protecciones.

Adecuada dosificación

No deben olvidarse tampoco las especificaciones respecto de:

- La máxima relación A/C permitida (ver tabla 37.3.2.a,b)
- Mínimo contenido de cemento (ver tabla 37.3.2.a,b)
- Mínimo contenido de aire ocluido cuando el hormigón esté sometido a clase de exposición F, es decir, contra heladas
- Resistencia frente al ataque de sulfatos (incluyendo cementos resistentes a sulfatos)
- Resistencia frente al agua de mar (incluyendo cementos resistentes al agua de mar)
- Resistencia frente a a erosión (utilizando hormigones resistentes, áridos duros y un curado prolongado). Cuando un hormigón vaya a estar sometido a una clase de exposición E, deberá procurarse la consecución de un hormigón resistente a la erosión. Para ello, se adoptarán las siguientes medidas:
-Contenido mínimo de cemento y relación máxima agua/cemento, según la tabla
-Resistencia mínima del hormigón de 30 N/mm².
-El árido fino deberá ser cuarzo u otro material de, al menos, la misma dureza.
-El árido grueso deberá tener un coeficiente de Los Ángeles inferior a 30.
-No superar los contenidos de cemento que se indican a continuación para cada tamaño máximo del árido D:

D Contenido máximo de cemento
10 mm 400 kg/m³
20 mm 375 kg/m³
40 mm 350 kg/m³

-Curado prolongado, con duración, al menos, un 50% superior a la que se aplicará a un hormigón no sometido a erosión.

- Resistencia frente a la reactividad álcali-árido utilizando áridos, cementos y aditivos adecuados a cada situación (para áridos reactivos, por ejemplo). Las reacciones álcali-árido se pueden producir cuando concurren simultáneamente la existencia de un ambiente húmedo, la presencia de un alto contenido de alcalinos en el hormigón y la utilización de áridos con componentes reactivos.Se consideran ambientes húmedos aquellos cuya clase general de exposición es diferente a I ó IIb.

Control de la corrosión de las armaduras

Esencial garantizar los recubrimientos mínimos establecidos previamente, teniendo en cuenta las condiciones ambientales específicas para corrosión.

Evitar que las armaduras estén en contacto con otros metales con los que pueda establecerse pares galvánicos. Evitar también materiales que contengan iones despasivantes como cloruros, sulfuros y sulfatos en proporciones superiores a las establecidas. Las armaduras activas son especialmente sensibles a esta situación ya que pueden aparecer grietas microscópicas que den lugar a rotura frágil (corrosión bajo tensión o fragilización por hidrógeno). Deben pues evitarse además de los elementos anteriores:

Aditivos que provoquen desprendimiento de hidrógeno.
Aceros no fosfatados en recubrimientos de vainas
Cuidado con las condiciones de fatiga cuando hay cargas alternadas.
Controlar especialmente los fenómenos de corrosión bajo tensión con los ensayos pertinentes.
Importante también evitar entalladuras y calentamientos locales que las fragilicen.