proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

La fotosíntesis como nueva fuente de energía.

Expertos del laboratorio Los Alamos del Departamento de Energía estadounidense están intentando captar la luz solar tal y como lo hacen las plantas. Para ello están estudiando cómo usar delgadas películas de tintes de color sobre un sustrato de cristal que capturaría la luz y la convertiría en energía eléctrica de una manera más eficiente que los colectores solares convencionales.
Cada tintura, que puede absorber luz en una única y determinada longitud de onda, es depositada en secuencia sobre el sustrato. La placa aparecerá finalmente negra al ojo humano ya que se habrán absorbido todas las longitudes de onda visibles, pero un corte vertical permitiría revelar un arco iris de capas coloreadas apiladas una sobre otra. Los investigadores esperan que este método acumule la mayor cantidad de luz posible, más que mediante los semiconductores de los paneles solares. La complicación reside en formar las capas de tinturas. Para ello se impregna el sustrato de cristal con un polímero que tiene zonas cargadas positivamente. Entonces, el sustrato es cubierto por una solución química que contiene partículas de tintura cargadas negativamente, lo que hace que los iones de esta última se peguen al polímero. El proceso puede ser repetido para cada capa.

En estos momentos, los expertos se encuentran perfeccionando esta técnica, sobre todo en lo que se refiere a la primera capa. Para ello quieren usar una tintura que procede de una clase de moléculas llamadas porfirinas. Las porfirinas están relacionadas con la clorofila de las plantas. Cuando la luz golpea a la porfirina, la molécula absorbe un fotón y se promueve a un estado electrónico excitado. Intentará entonces transferir la energía recibida a una molécula de estado menos excitado, y ésta hará lo propio otra vez.
El objetivo es hacer que las moléculas de una película multi-capa transfieran toda la energía posible hasta que ésta quede atrapada en una trampa. Si tienen éxito, el invento podría aplicarse no sólo para la producción eléctrica en colectores solares sino también para transformar contaminantes tóxicos del medio ambiente en sustancias sin ningún tipo de peligro.

Artículo extraido de Noticias de la Ciencia y la Tecnología.