proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

Fisicopatología del tóxico



La fisiopatología estudia cómo se distribuye el tóxico dentro del organismo. Se ha observado que existe cierta especificidad de interacción de los tóxicos con moléculas determinadas. Esta observación, nos permite realizar una clasificación de los tóxicos según los efectos fundamentales que provocan:

• Tóxicos irritantes: inflaman el tejido con el que se ponen en contacto. Penetran en el organismo por inhalación, y su efecto dependerá de la solubilidad que presenten. Según este criterio, podremos distinguir:

o Tóxicos irritantes del tracto superior: son muy solubles y producen su acción tóxica en el tracto superior del aparato respiratorio: nariz boca y traquea. Ej: amoniaco o ácido clorhídrico.
o Tóxicos irritantes del tracto medio pulmonar: son menos solubles que los anteriores, por lo que su efecto se produce en un nivel más interno. Ej: el ozono.
o Tóxicos irritantes del tracto inferior: son aún menos solubles, lo que se traduce en que tardan mas en entrar en absorción. Ej: el monóxido de nitrógeno.

 


• Tóxicos neumoconióticos: el término neumoconiosis se refiere a los pulmones contaminados con polvo. Estos tóxicos, afectan a los pulmones provocando el endurecimiento del parénquima. Se pueden clasificar en:

o Inertes: producen una reacción en el pulmon sin llegar a provocar endurecimiento

o Neumoconióticos: provocan neumoconiosis que puede ser a su vez de dos clases:
? Neumoconiosis inerte benigna:

• Siderosis
• Estoniosis: intoxicación por estaño
• Antracosis: polvo de carbón
• Aluminosis: intoxicación por aluminio

? Neumoconiosis nocivas:
• Silicosis: polvo de sílice
• Asbestosis: intoxicación por asbesto
• Beriliosis: intoxicación por humo o polvo de berilio.
• Tóxicos que actúan sobre la piel: son tóxicos que penetran en el organismo por los canales granulares y los alteran dando lugar a la formación de ronchas, infecciones del folículo piloso, formación de acné. Son ejemplos de este tipo de tóxicos el alquitrán y el petróleo.
• Tóxicos alérgicos: producen una reacción alérgica en la que el organismo realiza una descarga excesiva de histaminas que se traduce en la aparición de picores, estornudos, irritación de ojos y mucosas, fotofobia...El mercurio, cromo y formaldehído producen este efecto.
• Tóxicos asfixiantes: son aquellos que desembocan en una privación de oxígeno en nuestro organismo. Distinguimos:

o Asfixiantes simples: provocan la asfixia por desplazamiento del oxígeno.
o Asfixiantes químicos: compiten con el oxígeno dentro de la sangre, desplazándolo (ocupan su puesto en la hemoglobina de transporte) y evitando que llegue a las células. Ej: monóxido de carbono, nitritos, vapores de mercurio...

• Tóxicos anestésicos: afectan al sistema nervioso central, son tóxicos muy liposolubles que generan efectos depresivos, narcóticos...Ej: los disolventes orgánicos.
• Tóxicos que alteran al hígado: son tóxicos muy importantes al mermar nuestras defensas contra otros tóxicos. Producen la necrosis del hígado, la atrofia... producen este efecto los tetracloruros de carbono y etano, el toluelno...
• Tóxicos que alteran los riñones: son importantes porque el riñón es un filtro que nos defiende de los tóxicos y su funcionamiento deficiente nos vuelve mas vulnerables hacia ellos. Ej: polímeros sintéticos con moléculas de grantamaño que se depositan en los riñones al no atravesar sus “filtros”.
• Neurotóxicos: afectan al sistema nervioso central y/o periférico. Ej: mercurio y magnesio
• Tóxicos que alteran la sangre: o bien alteran los organos que producen las células sanguíneas y el plasma. Ej: el benceno y la anilina
• Tóxicos cancerígenos: actúan sobre la estructura del ADN. Según la alteración que generan se clasifican en :

o Mutagénicas: producen mutaciones genéticas que se transmiten de padres a hijos.
o Cancirogénicas: producen mutaciones que desembocan en la formación de células cancerosas que se agrupan formando tumores, pero que no se transmiten de padres a hijos
o Teratogénicas: producen alteraciones congénitas.