proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

Colocar baldosa


Si quieres acabar de una vez por todas con esa baldosa que está rota o que "baila", sólo tienes que seguir un sencillo proceso. Es una operación mucho más rápida de lo que crees y, con ella, vas a conseguir tener las baldosas en perfecto estado en el suelo de tu casa.

Qué necesitas.

- Antes de nada ten en cuenta que el cambio de una baldosa debe realizarse por encolado, bien mediante un pegamento espeso especial para baldosines, o bien a través de cemento cola; que se obtiene mezclando polvos preparados con agua.

Si el suelo es regular, allanado con cemento, la mejor solución es esta última. Recuerde que debe aplicar la cola sobre el suelo ayudándose siempre de una paleta. También necesitará un cincel de albañil y un martillo pequeño.

 


El proceso, paso a paso.

- Para cambiar la baldosa rota realice el siguiente proceso:

1. Rompa por completo la baldosa a sustituir. Para ello, debe golpearla suavemente, por el centro, en sentido transversal y con un cincel de albañil, de unos 2 cm. de ancho.

2. Cuando esté totalmente rota, retire los trozos intentando que no quede ninguno, por muy pequeño que sea.
3. Limpie escrupulosamente la zona sobre la que estaba colocada la baldosa.

4. A continuación elimine todo el mortero seco que quede en el hueco. Es aconsejable hacer esta operación con el cincel y el martillo. Para no profundizar en exceso, coloque el cincel a 45º con respecto a la superficie.

5. Retire los pequeños trozos para dejar el hueco limpio de restos.

6. Introduzca en agua fría la baldosa nueva que va a colocar.

7. La siguiente operación debe ser la de humedecer el espacio que ha quedado al eliminar la vieja baldosa.

8. Llene el hueco con pegamento.

9. Coloque sobre el pegamento un bramante o un hilo fuerte atravesado.

10. A continuación introduzca la baldosa en su ubicación. Para ello, primero debe alinearla a lo largo y después dejarla caer sobre el hueco.

11. Compruebe que queda nivelada con las baldosas de alrededor. Si tuviese que añadir pegamento, tire del hilo por los extremos, retire la baldosa y vuelva a extenderlo por las zonas en que falte.

12. Una vez nivelada la baldosa, apoye una mano sobre ella y con la otra tira del hilo cuidadosamente para retirarlo.

13. Para asentar la baldosa, sujétela con una mano y golpéela suavemente con el mango del martillo. De este modo, conseguirá repartir el pegamento por igual en toda la baldosa.

14. Con unos guantes puestos, repase los bordes y alise el sobrante del pegamento.

15. Para finalizar limpie con la esponja todos los restos y deje secar el pegamento.