proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

 

 

Definición de Jefe de estado.

Significado, historia y origen de la palabra. Qué significa.

 

Jefe de Estado

Figura que se sitúa por encima de las divisiones partidistas y, a través del desempeño del más alto cargo político dentro de una determinada comunidad, asume la representación de la colectividad de un país. Es normal que asuma, al menos, funciones simbólicas referentes a la unidad política del Estado de cara al interior y al resto de potencias.

No obstante, esta figura, dependiendo del régimen políticoconstitucional en que se inserte, puede disponer de muy diferentes recursos políticos. La clasificación más tradicional es la que, atendiendo a la forma de gobierno existente, distingue entre monarquía y república. La única seña diferenciadora actual entre ambas es el distinto carácter del acceso a la misma: hereditario en el caso de la monárquica, que tiene pues legitimidad tradicional; electivo en el caso de la república, que goza así de Legitimidad carismática o racional. Las monarquías democráticas, al haberse transformado como consecuencia de Lo estipulado en las constituciones, Limitan el papel del rey al de mediador y símbolo de La continuidad del Estado.

Algo parecido sucede en las repúblicas parlamentarias donde, a diferencia de las presidencialistas, el jefe de Estado convive con un primer ministro y no suele asumir responsabilidades directas de gobierno. En estos casos se dice que el presidente o el rey es fedatario e irresponsable de sus actos, pues sólo ratifica los actos decididos por otros órganos políticos, que son los que realmente toman las decisiones. También es posible distinguir, en el seno de las repúblicas, las distintas posibilidades de nombramiento, que varían entre la autodesignación, la investidura por un reducido número de mandatarios (de un partido o una junta militar) y la elección popular.

Esta puede ejercerse a partir de cuerpos representativos, de parlamentarios o compromisarios, o por medio de sufragio directo. Los presidencialismos democráticos suelen optar por la última para reforzar la legitimidad popular del jefe de Estado y justificar así los amplios poderes decisorios Y ejecutivos que se te conceden.