proyectos proyectos fin de carrera
 Presupuesto
 - Impacto Ambiental
 - Seguridad Laboral
 - Calculos proyecto
 <<< Foro >>>
Base Datos
Trabajos
Proyectos Fin Carrera
 Proyectos presentados
 Buscador
 Definiciones
Gestión proyectos
Metodologias
Herramientas
Software
Utilidades
Evaluación económica
Plan de empresa
 Zona para  Emprendedores
 Consejos Vitales
Varios
Curso robótica y programación Arduino Vitoria Gasteiz
 
 

 

 

 

Definición de Bicameralismo

 

Método usual de organización del parlamento por el que éste se divide en dos cámaras o asambleas que pretenden representar a la comunidad política de acuerdo con más de un modelo. A esta estructura se te atribuye un sesgo conservador al haber sido inicialmente promovida por el constitucionalismo liberal para ubicar en las llamadas cámaras altas (a menudo bautizadas como senado) a próceres que moderasen el supuesto radicalismo democrático emanado de las cámaras bajas.

Actualmente el bicameralismo está especialmente justificado en los casos de sociedades complejas y sistemas federales como una forma idónea para dotar de garantía institucional, frente a una hipotética tiranía de la mayoría estatal, a las peculiaridades regionales o culturales. En casos como el italiano, donde no se pretende articular el pluralismo etno-territorial sino el ideológico, se defiende el bicameralismo fundado sobre distintos sistemas electorales: mayoritario y proporcional.

Cuando los dos órganos parlamentarios gozan de la misma autoridad el trabajo se organiza según una distribución competencial como la existente en Alemania; y si ambas cámaras conocen de los mismos asuntos, como sucede en los Estados Unidos, por medio de comisiones mixtas que tratan de superar los desacuerdos. No obstante, el bicameralismo suele atenuarse otorgando mayor protagonismo a las cámaras bajas por razones de eficacia o de legitimidad democrática (en el caso de que la alta tenga representantes no directamente elegidos, como en Canadá, o designados en atención a derechos hereditarios, como en Gran Bretaña).

En favor del bicameralismo se argumenta que la doble lectura de las mismas cuestiones hace posible un perfeccionamiento técnico, intensifica el control político sobre el ejecutivo y, en determinadas ocasiones, puede suponer un reforzamiento de la expresión de la voluntad general. En su contra, se esgrime la ralentización del proceso legislativo y el aumento de las crisis políticas a que puede dar lugar en caso de conflicto entre las cámaras.